Legislación

El RD 865/2003 regula los criterios higiénico-sanitarios que deben reunir las instalaciones de riesgo de propagar la Legionella, donde se exige, entre otras medidas, la realización periódica de controles físico-químicos y microbiológicos en las instalaciones, incluidos análisis de Legionella según ISO 11.731, que deberán ser realizados por laboratorios certificados.

Los titulares de las instalaciones deben disponer de un registro de mantenimiento al efecto, con las siguientes anotaciones:

  1. Fecha de realización de las tareas de revisión, limpieza y desinfección general, protocolo seguido, productos utilizados, dosis y tiempo de actuación. Cuando sean efectuadas por una empresa contratada, ésta extenderá un certificado.
  2. Fecha de realización de cualquier otra operación de mantenimiento (limpiezas parciales, reparaciones, verificaciones, engrases) y especificación de éstas, así como cualquier tipo de incidencia y medidas adoptadas.
  3. Fecha y resultados analíticos de los diferentes análisis del agua.
  4. Firma del responsable técnico de las tareas realizadas y del responsable de la instalación.

El registro de mantenimiento estará siempre a disposición de las autoridades sanitarias responsables de la inspección de las instalaciones.

El titular de la instalación podrá delegar la gestión de este registro en personas físicas o jurídicas.

Legislación
Legislación